UChile.online

Sonia Montecino, Premio Nacional de Humanidades y Ciencias Sociales:

"Romper con la idea de divulgación como vulgarización es esencial para propagar el impacto de las investigaciones"

Sonia Montecino es invitada especial al comité asesor para la elaboración de la Política de Investigación, Creación e Innovación.

Sonia Montecino es invitada especial al comité asesor para la elaboración de la Política de Investigación, Creación e Innovación.

La antropóloga destacó la necesidad de incorporar la inter, trans y pluri disciplinariedad en la nueva política.

La antropóloga destacó la necesidad de incorporar la inter, trans y pluri disciplinariedad en la nueva política.

Durante la pandemia las disciplinas ligadas a la creación y las artes han sido fundamentales para sobrevivir y re-interpretar las subjetividades.

Durante la pandemia las disciplinas ligadas a la creación y las artes han sido fundamentales para sobrevivir y re-interpretar las subjetividades.

De acuerdo a la académica, las ciencias sociales y las humanidades han sido clave para entender los comportamientos humanos en estos momentos de crisis.

De acuerdo a la académica, las ciencias sociales y las humanidades han sido clave para entender los comportamientos humanos en estos momentos de crisis.

La Política Investigación, Creación e Innovación será elaborada de manera conjunta con vicerrectorías y académicos/as de distintas facultades.

La Política Investigación, Creación e Innovación será elaborada de manera conjunta con vicerrectorías y académicos/as de distintas facultades.

Enlaces relacionados
Web Senado Universitario

La antropóloga y escritora forma parte, en calidad de invitada especial, del comité asesor para la elaboración de la Política de Investigación, Creación e Innovación de la Universidad de Chile. A su juicio, el éxito de esta iniciativa dependerá del grado de diversidad y amplitud con que se enfrente, tanto a nivel generacional como disciplinario.

Una de las principales funciones del Senado Universitario es normar y proyectar la Universidad, estableciendo reglamentos, políticas generales y estrategias de desarrollo institucional. En la actualidad, existen ocho políticas vigentes a las que, muy pronto, se sumará una novena: la Política Investigación, Creación e Innovación. Su objetivo es potenciar la investigación, creación e innovación de la Casa de Bello en el largo plazo, a partir de perspectivas institucionales y coherentes con las necesidades del país.

Durante el mes de enero, se constituyó el comité asesor a cargo de orientar y recomendar sobre esta política, donde participan, entre otros, integrantes de la Comisión de Docencia e Investigación del Senado Universitario, de la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo (VID), de la Vicerrectoría de Asuntos Académicos (VAA), la Vicerrectoría de Asuntos Económicos y Gestión Institucional (VAEGI), el Consejo Universitario y académicos/as de distintas facultades. A ellos se suman dos invitados/as especiales, en su calidad de expertos: Sonia Montecino, escritora y antropóloga de la Universidad de Chile y Premio Nacional de Humanidades y Ciencias Sociales (2013) y Andrés Weintraub, ingeniero civil eléctrico y Premio Nacional de Ciencias Aplicadas (2000).

Ambos expusieron sus principales recomendaciones en la ceremonia de lanzamiento del proceso mediante el cual la Casa de Bello elaborará su propia Política de Investigación, Creación e Innovación. El evento, realizado el 18 de marzo pasado, contó, además, con la participación del Rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, y las principales autoridades de nuestra casa de estudios.

Las lecciones de la pandemia

Una de las enseñanzas que nos ha dejado la pandemia del COVID-19 es la importancia del trabajo transdisciplinar. No solo la medicina, sino que también la ciencia, el arte, la sociología o la comunicación han aportado, desde sus áreas de saber, para hacer frente a una crisis que rápidamente abandonó la etiqueta "sanitaria" para convertirse en un problema social complejo.

"En este último tiempo de tragedia pandémica hemos asistido a la valoración social de lo que implica la investigación en el mundo en general y en Chile en particular. Nuestra política no puede eludir la inter, trans y pluri disciplinariedad", recalca la profesora Montecino.

Y agrega: "La ciencia emerge como una parte fundamental. Pero, del mismo modo, los aportes reflexivos de las ciencias sociales y las humanidades, cuyos conocimientos han sido clave para entender los comportamientos humanos en estos momentos de crisis. Asimismo, las disciplinas ligadas a la creación y las artes han sido fundamentales para sobrevivir y re-interpretar las subjetividades, así como expresar los sentimientos que nos embargan frente a la enfermedad y la muerte".

La diversidad, no obstante –según la opinión de Montecino–, debe palparse no sólo en el ámbito disciplinar sino que también en el generacional. "De gran importancia es que podamos cruzarnos, conversar y conocer los lugares desde donde hablamos para romper con los estereotipos o prejuicios respecto a nuestros epistemes y prácticas. En ese sentido, la inclusión de sujetos cuyas prácticas del conocer han sido desvalorizadas es fundamental para construir una política de investigación amplia y acorde con las transformaciones sociales".

La autora de textos emblemáticos –como "Madres y huachos: Alegorías del mestizaje chileno"– destacó, como segundo factor relevante, el acceso a recursos, especialmente en el área de las humanidades, arte y ciencias sociales. "Nuestras disciplinas deben gozar de financiamientos adecuados en esta política y contar con formas renovadas de evaluar sus resultados. Esto último es relevante para una universidad pública: no sólo someterse a las mediciones estandarizadas y obtener índices de excelencia, sino –al mismo tiempo– saber aquilatar los impactos en el plano de lo social o de la influencia en las comunidades", sostuvo.

Por último, enfatizó en la necesidad de contar con una editorial académica (con formatos impresos, electrónicos y audiovisuales) "que difunda, potencie y entregue a la sociedad los resultados de esta política, sus avances y logros". Al respecto, señala, "romper con la idea de divulgación como vulgarización es esencial para propagar el impacto –en su acepción de huellas– de las investigaciones". Ejemplos de ello abundan en la Universidad de Chile. Entre otros, Montecino destaca a José Maza, María Teresa Ruiz, Fernando Atria y muchos otros/as académicos/as que son "pirateados por su influencia cultural".

"Las ciencias sociales, las humanidades y las artes en diálogo fecundo con el resto de las disciplinas son el potencial, el acervo institucional y el relato que puede llevarnos a aportar y a urdir las nuevas interpretaciones que den sentido al habitar este mundo y a un esfuerzo constante por no naturalizar las contingencias", finalizó.

Francisca Babul Guixé, Encargada de Comunicaciones Senado Universitario.

Miércoles 7 de abril de 2021